Venta de casas cae 21% y frena mercado de viviendas en Santiago

La comercialización de inmuebles bajó 1,4% en el primer trimestre. Gremio estima que los precios seguirán aumentando por restricción en las comunas para construir y falta de paños disponibles.

La fuerte caída que experimentó la venta de casas en el primer trimestre del año frenó la comercialización de viviendas -que incluye también los departamentos- en el Gran Santiago.

Esto se reflejó en las cifras que ayer presentó la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), que mostraron que la venta de inmuebles nuevos bajó 1,4% en enero-marzo.

Así, y a pesar que la venta de departamentos subió 3,5% en el período en el caso de las casas se observó un descenso de 21,1%, lo que para el gerente de Estudios de la CChC, Javier Hurtado, es señal de un cambio de tendencia.

Ello, pues según Hurtado mientras la demanda de departamentos es creciente (reflejo de cambios en las preferencias de las personas), el mercado de casas viene cayendo hace varios meses.

“Y esa tendencia va a seguir”, anticipa. “Hay mucha demanda en lugares céntricos y la oferta está más restringida”, agrega.

En ese sentido, dice que estas cifras no dan cuenta de una contracción significativa de la actividad y que el mercado aún se está ajustando. “Estamos recién partiendo con mejores perspectivas”, indica Hurtado.

Pese a esta leve caída en la venta de viviendas, los precios de los inmuebles aumentaron. De acuerdo con el informe del gremio de la construcción, los valores de los inmuebles en el Gran Santiago se elevaron 5,3%. En el caso de los departamentos, el aumento fue de 4%, frente al 8,9% del período anterior, mientras que los precios de las casas se aceleraron de manera significativa en un 10,4%. “Esto está marcado por los precios de los terrenos y la mayor restricción para construir”, señala Hurtado.

Por ello, anticipa que el alza en el precio de las viviendas no se detendrá.

Con este resultado, el monto transado aumentó 2,5% en comparación con el primer trimestre de 2017. “Dado que este aumento es superior al registrado por las ventas en el período, se deduce que existió un efecto precio próximo a 4%”, dice el informe de la CChC.

Un mercado sano. En cuanto a la velocidad de venta, el promedio para agotar stock disponible de viviendas fue de 23,7 meses. “Las velocidades han bajado”, dice Hurtado, y explica que están en línea con el promedio que demora la construcción de un proyecto. Mientras los meses para agotar stock disponible de departamentos fue de 24,6 meses, el de las casas llegó a 19,1. La oferta de viviendas no registró una variación significativa respecto a igual período del año anterior.

Fuente: LaTercera - Pulso