Sepa cómo elegir al arrendatario ideal

Ejecutiva inmobiliaria destaca que el buen comportamiento financiero ya no es suficiente: "Contar con un aval puede ser muy importante".

Una de las inversiones más seguras y rentables a largo plazo es comprar una propiedad para luego arrendarla y así ganar un ingreso extra.

Pero, ¿qué pasa cuando los arrendatarios no pagan, se atrasan y más encima no se quieren ir?

Para evitar esos dolores de cabeza y malos ratos, es necesario hacer una buena evaluación antes de firmar un contrato.

Aracely Cretier, gerente comercial de Cretier Propiedades, señala que lo más importante es averiguar el flujo del eventual arrendatario.

'Lo ideal es calcular que el arriendo no exceda el 40% de sus ingresos', indica Cretier, quien recalca que en la actualidad 'tener un buen comportamiento financiero no es suficiente'.

'Contar con un aval puede ser muy importante, para tener un respaldo en caso de que falle el arrendatario, además de pedir entre una o dos rentas como garantía', sostiene la ejecutiva.

Según Cretier, también es recomendable que el dueño de la propiedad se entreviste cara a cara con el posible inquilino.

'Se puede tener un candidato que cumpla con todos los requisitos financieros, pero que sea conflictivo, por lo que conocer al cliente en persona es trascendental', recalca Aracely.

Finalmente, aconseja firmar un contrato ante notario, ya que si existe un mes de mora se puede hacer de inmediato la demanda, además quedan todas las reglas del arriendo establecidas y luego no se pueden desconocer.

Recuadro
Ojo con estos tips antes de arrendar:

  1.  Pedir al menos 3 liquidaciones de sueldo para verificar el ingreso promedio y contar con las cotizaciones de AFP.
  2. Si es independiente, pedirle al menos las declaraciones anuales de los últimos 2 años.
  3. Dicom sirve para ver el comportamiento comercial del futuro arrendatario.
  4. Si la persona no puede seguir pagando, mejor que renuncie al contrato de arriendo. Eso es mejor que obligarlo a cumplir el contrato, si ya no tiene los medio

Fuente: La Hora