Los 3 factores que han transformado a La Dehesa en uno de los favoritos para vivir en familia

Los cambios demográficos que ha enfrentado la ciudad, han hecho que la oferta de casas se limite a ciertos sectores, lo que hace más difícil satisfacer las necesidades actuales del habitar, como son el tamaño, servicios y vinculación con el entorno, a través del contacto con la naturaleza o áreas verdes.

Entorno natural pero cercano a lo urbano en el sector norte de Los Trapenses:

La densificación de la ciudad y la alta demanda existente por vivir cerca del centro, han provocado un cambio en los estilos de vida de las personas, y a la vez, han motivado a muchas familias a buscar alternativas de vivienda distintas, alejadas del ajetreo que implica la urbanización e incentivando un mayor contacto con la naturaleza.

Eso es parte de lo que se puede encontrar en el sector norte de Los Trapenses, en la comuna de Lo Barnechea, donde la vida cotidiana es complementada con el desarrollo de actividades familiares al aire libre, como andar en bicicleta o hacer circuitos de trekking por los cerros.

Esta zona, se encuentra inmersa entre cerros y quebradas, lo que permite disfrutar de los beneficios que entrega un entorno nativo, con una sensación de desconexión de la urbanización, pero sin apartarse demasiado de ella, pues está a minutos de todos los servicios necesarios, como supermercado, colegios, centros de salud y bancos.

Luciana Pagliarulo, analista inmobiliario de Socovesa Santiago, comenta que “Las familias hoy están buscando un estilo de vida que proyecte una mejor calidad de vida, en un entorno conectado con la naturaleza y el bienestar que entrega, pero que además esté a pocos minutos de los polos urbanos, donde pueden acceder a comercio y servicios que faciliten su vida diaria. Por otro lado, también esperan que las viviendas en estos sectores logren interpretar sus necesidades, tanto de amplitud como de diseño, con extensas áreas verdes y espacios que puedan propiciar la proyección familiar”.

Socovesa, que tiene presencia hace más de 10 años con el proyecto Vista Los Bravos, detectó los tres atractivos que presenta la zona y lo que más valoran las familias de hoy al buscar una casa:

1)Vida outdoor cerca de la ciudad

Un paisaje caracterizado por la imponente vegetación y senderos que invitan a recorrerlos, son algunos de los atributos más apreciados por las personas, quienes pueden realizar diferentes actividades al aire libre con una vista imperdible, como realizar entretenidos circuitos de trekking, subir y bajar cerros, paseos en bicicleta y caminatas por el estero Los Hipis. Este lugar fomenta la práctica deportiva y un estilo de vida más saludable, donde es posible respirar aire puro y desconectarse del ajetreo de la ciudad.

Un ambiente natural único, ubicado a tan sólo 13 minutos del polo urbano de Los Trapenses, donde es posible acceder a una variada oferta de establecimientos educacionales, servicios de salud, supermercado y comercio en general, además de restaurantes y lugares recreativos.

2)Viviendas con grandes terrenos

Una casa con un terreno de hasta 1.200 m2 se puede encontrar en la zona, algo cada vez más difícil de hallar en Santiago. El condominio Vista Los Bravos, es uno de los más consolidados en la zona y cuenta con casas desde los 230 hasta los 316 m2, con amplias áreas verdes que se logran fusionar de manera armónica con el resto de los espacios, generando una dinámica en la que los niños pueden jugar y donde la familia comparte dependiendo de las necesidades y gustos de cada persona, adaptándose a distintos estilos de vida.

En este tipo de viviendas es posible aprovechar de mejor manera los beneficios de la naturaleza, pues se hibridan con el paisaje exterior. Cuentan con una altura de hasta 3 metros y amplios ventanales que permiten contemplar el entorno, además de facilitar el ingreso de luz natural, pues no sólo entra por las ventanas, sino que también por lucarnas, envolviendo todos los espacios y creando ambientes más luminosos.

3)Vida familiar

El perfil de personas que vive en la zona se caracteriza por familias con hijos o en proyección de crecimiento, cuyas dinámicas y rutinas fomentan la realización de actividades en conjunto. Esto ha incidido en que el uso de los recintos sea más social, donde se pueden mezclar funciones, como se logra con la hibridación del living comedor y la cocina, dando vida a un espacio para compartir y reunirse con amigos.

Por otra parte, el Dressing Room, tendencia de diseño que también es incorporada en estas casas, apunta a integrar y fusionar los espacios como la habitación, el baño tipo hotel y el walking closet, generando un ambiente que facilita y mejora la experiencia de las tareas rutinarias para las familias.

Fuente: Socovesa