La forma correcta de diseñar una oficina abierta según JLL

Pueden ser hermosas, energizantes, flexibles pero a la vez, bastante rentables.

Al principio las oficinas abiertas estaban de moda, luego hicieron enfurecer a muchos. Ahora que se han creado nuevas tendencias y formas de uso, podemos ver la oficina abierta como lo que realmente es: una idea valiosa que se llevó demasiado lejos. Querer una oficina abierta no es algo de mostrar nada más. Pueden ser hermosas, energizantes, flexibles pero a la vez, bastante rentables.
 

Sin embargo, diseñar una oficina abierta efectiva es mucho más sutil y complejo que simplemente sentar a todos en mesas grandes en un salón.
Si bien muchas empresas se esfuerzan por lograr una mayor colaboración con el diseño de oficina abierta, en su lugar han creado entornos plagados de nuevos desafíos que están empujando a los empleados a un entorno de trabajo que causa más problemas de los que pueden estar resolviendo.
• ¿Mi vecino está tratando de conversar o enfocarse en este momento?
• ¿Me están mirando por alguna razón o simplemente mirando al vacío?
• ¿Me hicieron una pregunta?
• ¿Debo quitarme los audífonos?
• ¡No me puedo concentrar con todo este ruido a mi alrededor!
 

No importa el ruido, solo navegar por las cortesías sociales es suficiente para reducir su productividad a la mitad. JLL, gracias a sus equipos especializados, entrega tips sobre cómo evitar estos desencadenantes de distracción con una asignación de espacio cuidadosa y muebles adecuados. Tales como:
Cabinas de trabajo personal
 

El cubículo se ha contraído, pero las paredes no tienen que bajar completamente. Una serie de pequeñas cabinas de trabajo personal se siente comunal pero personal. Con paredes no más altas que la altura de la oreja, la acústica se mejora, se mantiene la privacidad y la interacción es posible sin esperar.
Paredes curvadas y muebles
 

Un diseño curvo distingue suavemente entre áreas y minimiza las líneas de visión para que no te distraigas continuamente por lo que sucede a 20 metros de distancia. La curvatura en el lugar de trabajo incluso se ha relacionado con emociones positivas, mayor creatividad y productividad.
Glasswalls, puertas y particiones
 

Privacidad clara, parcial o completamente escarchada. La luz natural es un gran atractivo en espacios de trabajo abiertos, y el vidrio deja entrar la luz, pero mantiene el ruido fuera.
Vecindarios versus agrupación densa
Agrupe a su equipo en y relaciónelos con espacios colaborativos compartidos, como salas de reuniones y áreas de trabajo desplegables. Este diseño ofrece zonas creativas y de conexión más efectivas y les permite a los empleados una variedad de opciones para trabajar y conectarse con sus compañeros dentro de su espacio de trabajo designado.
Hecho correctamente, un espacio de trabajo semiabierto crea una comunidad colaborativa de trabajadores multifuncionales.
 

La clave es crear una variedad de espacios para apoyar las diferentes formas en que las personas trabajan.
 

Organizar por tarea
 

Los lugares de trabajo más productivos ya no son una sola persona por escritorio, sino zonas no territoriales por función. Diversas configuraciones respaldan las diferentes

formas en que las personas trabajan, ya sea solo, en parejas o en grupos de varios tamaños.
• Sala de conferencias: espacio para reuniones formal, frente al exterior
• TI / estaciones móviles: puntos de contacto múltiples para soporte técnico
• Habitaciones de Huddle: privacidad acústica, reuniones improvisadas, intercambio de ideas informal
• Salas telefónicas: privacidad acústica / visual, uso no programado, trabajo en solitario
• Zonas silenciosas: área de la comunidad o piso para trabajo enfocado y solitario
• Áreas sociales de “imán”: cafés, salas de estar, muebles cómodos, ruido amigable, lugar de reunión informal
 

Fuente: JLL