La emblemática Torre Nueva Santa María logra colocación completa

El edificio ubicado en los faldeos del cerro San Cristóbal, concluyó el arriendo de 23.000 m2 de oficinas, creando así cerca de 2.000 nuevos puestos de trabajos antes de los plazos establecidos.

Edificio de oficinas Nueva Santa María

Un color blanco y más moderno da cuenta de los más de treinta años que separan al edificio de oficinas Nueva Santa María de su hermana la icónica Torre Santa María (el primer rascacielos chileno edificado en 1980).

Tras el siniestro de la primera torre se redefinieron las normativas del país para las construcciones en altura con mejoras en las medidas regulatorias, así en 2016 comenzó un nuevo capítulo con la construcción de la Torre Nueva Santa María, con un lenguaje arquitectónico mucho más contemporáneo. El nuevo espacio, que tiene como principales propietarios a Sura Asset Management y Bice Seguros de Vida, tiene plantas de oficinas de 800m2 aprox., además de una serie de atributos diferenciadores, como un zócalo con áreas verdes y comercio abierto al público de casi 2.000 m2.

Los nuevos protagonistas que arrendaron las oficinas corresponden a empresas de los rubros de energía, financiero, bancario, automovilístico, laboratorio y desarrollo de software, en contratos de arriendo correspondientes a periodos entre 3 a 15 años.

Sura Asset Management y Bice Seguros de Vida en conjunto con la firma especializada en servicio inmobiliarios JLL, formaron un equipo dedicado a cargo del arriendo del inmueble, señalando que la nueva construcción logró el 96% de absorción, antes de los plazos esperados.

“Los factores que incidieron en la rápida absorción de espacios de oficinas fueron las características técnicas de un edificio Clase A, atractivos valores de arriendo, plantas de oficinas eficientes y de buen tamaño (800m2 en promedio) y, por último, gran disponibilidad de superficie en comparación con el resto del mercado”, señala Luis Felipe Barriga, Consultant Agency Leasing de JLL Chile.

Los inquilinos también se vieron atraídos por la conectividad vehicular a través de la Autopista Costanera Norte, la cercanía a la estación de Metro Pedro de Valdivia (10 minutos caminando) y la locomoción colectiva por el Eje Los Conquistadores. Dentro de las estrategias comerciales de la firma global, se observó que la distancia al Metro es casi idéntica a la distancia que deben recorrer las empresas de Nueva Las Condes para llegar a la estación Manquehue.

“Es cierto que La Torre Nueva Santa María es señalada como un inmueble lejano al polo financiero de Providencia, pero es solo una sensación que se crea por estar emplazada al costado norte del Río Mapocho. A fin de cuentas, es solo una cuadra más. Una vez que logramos establecer este punto en el mercado, el arriendo de la Torre incrementó su absorción exponencialmente”, explica Barriga.
El arriendo total de la Torre Nueva Santa María generó más de 2.000 nuevos puestos de trabajos antes de los plazos establecidos.

Fuente: JLL