Construcción vuelve a crecer y anticipa que impulsará la inversión hasta 3,7% en 2018

Índice Mensual de Actividad de la Construcción anotó su segundo incremento consecutivo, tras crecer 3,1% en diciembre.

 Sin duda, la construcción fue uno de los sectores que más se vio afectado por el magro desempeño económico de los últimos cuatro años, pero el panorama para este sector ya estaría mejorando.

 
Es así como el Índice Mensual de Actividad de la Construcción (Imacon), registró un aumento de 3,1% en diciembre pasado, siendo la mayor cifra desde abril de 2016, cuando se ubicó en 3,7%. Además, fue la segunda variación positiva de este indicador tras catorce meses consecutivos de números negativos.
 
Javier Hurtado, gerente de estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), manifestó que el mayor crecimiento en los indicadores de ventas de proveedores y contratación de mano de obra, junto con el efecto estadístico de menores bases de comparación, apoyaron el alza del indicador.
 
En el desglose, las ventas de proveedores fue el componente que más aportó al Imacon, tras anotar un alza de 10,2% en diciembre.
 
En segundo lugar, se ubicó la contratación de mano de obra, ítem que logró un repunte de 0,1% en diciembre, tras siete meses de continuas contracciones. Sin embargo, se ubicó bajo la tasa observada en noviembre pasado de 1,9%.
 
Dentro de este mismo ítem, el empleo dependiente creció 0,9% en doce meses, lo que significó la creación de 3,9 mil plazas de trabajo en un año, mientras que los ocupados por cuenta propia registraron un retroceso de 5,2% anual, lo que implicó la destrucción de 10,2 mil trabajos independientes en el sector.
Repunte de la inversión
 
La formación bruta de capital fijo (inversión) será beneficiada por el repunte del sector. La FBCF está compuesta por el ítem de Construcción y por Maquinaria y Equipo. Para este año, el mercado pronosticó un repunte de la industria de edificación, lo que apoyaría el incremento de la inversión.
 
Con la mirada más optimista, el economista jefe de Scotiabank, Benjamín Sierra, anticipó que la inversión total crecerá 3,7% este año. Respecto a la construcción, proyectó que todo lo relacionado con infraestructura e ingeniería de empresas liderará, “en la medida que se destraben proyectos de diverso tipo que están detenidos por problemas administrativos”. Mientras que vivienda “debería sumarse progresivamente”, precisó.
 
Según la visión de Sierra, este sector seguirá mejorando durante el año, aunque hasta el tercer trimestre “habrá un efecto de base de comparación que dominará y lo favorecerá mucho”, explicó. De todas formas, indicó que pasada esa fecha, construcción registrará una recuperación más efectiva.
 
Con una visión algo más cauta, Gabriel Cestau, economista de Banco Santander, estimó que la inversión anotará un crecimiento de 3% este año. A su juicio, construcción marcaría una actividad de 1,2%, apoyada por minería y viviendas. “La inversión ligada a la minería debería observar un desempeño más auspicioso debido a un mayor precio del cobre. Al mismo tiempo, debería haber una recuperación en la construcción de viviendas”, acotó.
 
Desde banco Itaú, el economista jefe, Miguel Ricaurte, pronosticó que la inversión tendrá un alza entre 2,5% y 3% en 2018, donde construcción podría crecer entre 1,5% y 2,5%.
 
De acuerdo a Ricaurte, la construcción inmobiliaria “estaría mostrando señales de ser la primera en repuntar, aunque también es esperable ver mejoras en construcción de obras civiles, en particular relacionada con la actividad minera”.

 
Recuadro
10,5% creció en diciembre la construcción en Coquimbo, siendo la mayor alza a nivel regional.

¿Qué ha pasado? La Cámara Chilena de la Construcción (CChC) publicó el Índice Mensual de Actividad de la Construcción (Imacon), que anotó la segunda alza consecutiva al ubicarse en 3,1% en diciembre del ario pasado.

¿Cuáles son las perspectivas para este sector? Los economistas entregaron sus proyecciones para este año, las que fluctuaron entre 1,2% y 2,5%.

¿Qué sectores apoyarán el repunte? De acuerdo a los analistas, toda la construcción relacionada con minería y viviendas, impulsarán al sector.

 

 

Fuente: Pulso