Extensión de las ciclovías crece casi 75% en cinco años en el Gran Santiago

La capital cuenta con casi 150 kilómetros más de este tipo de rutas y nuevas comunas se han sumado en este mapa: Macul, Quilicura y San Miguel.

Descongestión y descontaminación ambiental: dos efectos positivos ligados a la implementación de ciclovías en el país, parecen razones suficientes para explicar la fuerza con la que han crecido estas rutas en el Gran Santiago.

Según un estudio de Mapcity, durante los últimos cinco años este tipo de infraestructuras viales creció un 74% en la Región Metropolitana, lo que significa que hoy los capitalinos contamos con cerca de 346 kilómetros de pistas para bicicletas versus los 200 kilómetros que existían en 2013.

Además del aumento en extensión, más comunas se han unido a esta tendencia. Se trata de Macul, Quilicura y San Miguel, que han sumado 4,9 km, 2,6 km y 2,3 km, respectivamente, y son las que experimentaron el mayor crecimiento. Le siguen Peñalolén, Quinta Normal, Pudahuel y Cerro Navia. Por el contrario, las que registraron un nulo crecimientio fueron La Cisterna, Lo Espejo, Lo Prado, Pedro Aguirre Cerda y Renca.

“De acuerdo a los datos observados, la construcción de nuevas ciclovías en la RM marca una tendencia, especialmente por la aparición de estas construcciones en comunas que antes no había registro. Gran porcentaje de estas ciclovías se han consolidado principalmente en zonas de alto nivel de comercio y servicios. Otro de los fenómenos observados es que las ciclovías se constituyen como un medio de transporte utilizado para el traslado intercomunal de las personas hacia lugares de trabajo”, explica el gerente de estudios en Mapcity, Cristián Araneda.

Más kilometraje
Los vecinos de Santiago son afortunados porque viven en la comuna con más kilómetros destinados para movilizarse en bicicletas, con 47 kilómetros, lo que corresponde al 14% del total de las comunas con ciclovías, según el sondeo. Le sigue La Pintana, con sus 26 kilómetros (7%), desplazando incluso a Ñuñoa que ocupaba el segundo lugar en 2013.

Ahí destaca la ruta ubicada en Avenida Santa Rosa que tiene 6,7 kilómetros de extensión.
 

La Cisterna y Renca son las comunas que cuentan con escasos kilómetros para transitar por estas vías exclusivas, incluso esta última con solo 1 km.

El estudio remarca lo clave que es el aumento de ciclovías en La Cisterna, ya que ayudarán a ampliar la conexión del eje Gran Avenida – Padre Hurtado, y conectar a las comunas de San Bernardo, El Bosque y La Cisterna.

Respecto a las nuevas ciclovías, Araneda precisa que “se localizan en ejes viales estructurantes considerados claves, ya que conectan a varias comunas a la vez, como es el caso del eje Alameda-Pajaritos, de 11 kilómetros de extensión. Lo mismo ocurre para la ciclovía en Vicuña Makenna – Concha y Toro, cruzando La Florida y Punte Alto”, subraya.

Fuente: Diario Financiero