Expertos en construcción entregan 6 recomendaciones para habilitar un Home Office

Cualquier recinto puede ser habilitado como espacio de teletrabajo, lo importante es que esté aislado, ser ergonométrico y cuente con confort térmico y acústico, entre otras cosas.

Desde mediados de marzo que miles de chilenos trasladaron sus computadores y archivadores desde la oficina a casa, teniendo que adaptar espacios para cumplir con las labores en medio de días de aseo, cocina, juegos de niños y demás actividades propias del hogar. Así, de a poco fue creciendo la conciencia de contar con un espacio adecuadamente habilitado, y ya desde el 1 de julio comenzó a regir la Ley de Teletrabajo, que implementó la nueva normativa incluida en el Código del Trabajo, la cual regula el “trabajo a distancia” y el “teletrabajo”.

En este contexto, Volcán, empresa de soluciones constructivas sustentables, entrega consejos prácticos para adaptar el home office, replicando las condiciones de luminosidad, acústica, temperatura y comodidad general de los ambientes tradicionales para trabajar con productividad.

Alejandro Violic, subgerente de Productividad Clientes e Instaladores Volcán, menciona 6 consideraciones a la hora de habilitar un lugar de trabajo en casa: espacio aislado; ergonometría y confort lumínico; conectividad; confort térmico; confort acústico; y terminaciones ‘perfectas’. La buena noticia es que no se necesita de grandes espacios o de una habitación completa. Basta con un rincón bien iluminado donde haya suficiente espacio para una mesa y algunos muebles de soporte, como una cajonera, repisa o estantería para almacenar elementos de trabajo, como impresora o archivadores, entre otras cosas. Entonces, ¿cómo lograr reunir todas estas condiciones? A continuación, detallamos cada uno de los consejos prácticos:

1.Espacio aislado: esto se refiere a que esté aislado del resto de la casa en horas de actividad laboral, por lo tanto, esto significa que el lugar de trabajo no esté emplazado en espacios comunes como el comedor o la sala de estar. Se puede habilitar un rincón en el dormitorio, en la pieza de servicio o incluso en una terraza cerrada. “Hemos sabido incluso de personas que han habilitado estaciones de trabajo en el clóset”, relata Violic. Aquí la clave es crear un ambiente de tranquilidad que permita concentración y, por consiguiente, productividad al nivel más cercano posible a estar en la oficina de manera presencial y, al mismo tiempo, no alterar la rutina familiar.

2.Ergonometría y confort lumínico: una buena inversión es la silla, donde “deben primar los criterios ergonométricos”, que presten soporte lumbar adecuado. En relación al confort lumínico, es ideal contar con acceso a luz natural ya que favorece la salud física y emocional de la persona, y la productividad además de reducir el cansancio que provocan las pantallas.

3.Conectividad: equipamiento adecuado, conexiones eléctricas, ancho de banda, velocidad de transmisión y estar ubicado en un lugar de óptima señal.

4.Confort térmico: sentir exceso de frío o calor mientras trabajamos se convierte en un elemento distractor que no permite trabajar. Por eso, es fundamental considerar la temperatura ideal del espacio de trabajo entre 20ºC y 24ºC en invierno y de 23ºC a 26ºC en verano, con el apoyo de sistemas de calefacción y aire acondicionado.  Para hacer más eficiente estos sistemas, es importante contar con una buena aislación térmica, que nos generará importantes ahorros.

5.Confort acústico: en las oficinas se cuida mantener el nivel acústico entre 45 y 50 decibeles, con el apoyo de paneles aislantes. En casa esto puede ser un poco más complejo de lograr, pero lo importante es que el ruido que haya en el lugar de trabajo sea cómodo para la persona y, a la vez, no interferir con la comodidad acústica del grupo familiar. “El confort acústico es el nivel de ruido que no nos molesta y que nos permite trabajar cómodamente”.

6.Terminaciones ‘perfectas’: primero que todo, debe ser un lugar visualmente agradable, ya que pasaremos gran parte del día allí. También debe cumplir con verse profesional, ya que estará expuesto en cámara y debe ser resistente, con materiales durables y de buena calidad ya que le daremos un uso intensivo a este espacio.

Volcán cuenta con productos para lograr las mejoras necesarias para lograr las condiciones ideales para el espacio de trabajo en casa, como la incorporación de tabiques que aportan aislamiento térmico y acústico o revestir las paredes con Volcanita y lana de vidrio para lograr el mismo efecto. Los procesos de instalación son sencillos y se pueden realizar de manera independiente.

Si tiene más preguntas o necesita asesoría para definir materiales y saber cómo instalarlos, consulte las redes sociales de Volcán, donde expertos en tabiquería y construcción están realizando webinars gratuitos, entrando valiosos consejos de instalación. También es posible asesorarse en la Gran Feria de Capacitación de Sodimac CES, que este año realiza todos sus cursos de capacitación online, de modo que pueda aprender desde su hogar a realizar estas modificaciones.



Fuente: Volcán