Chile necesita 393 mil viviendas nuevas, el 39% de ellas para reponer inmuebles irrecuperables

Las comunas con mayor déficit habitacional —según los datos obtenidos en el último censo— son Santiago, Antofagasta, Valparaíso, Arica, Puente Alto e Iquique.

La cifra representa una reducción de 24,6% en los últimos 15 años:

En Chile se requieren 393.613 nuevas viviendas. Esa fue la cifra en la cual el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) estimó el déficit habitacional que hay actualmente en el país, de acuerdo con las bases de datos aportadas por el censo abreviado de 2017.

Se trata de una cifra que, a nivel global, es 24,6% más baja que la arrojada por el anterior censo válido (de 2002), cuando se estimaba que se necesitaban 522.326 inmuebles.

Esa reducción fue catalogada como "una buena noticia" por el ministro del Minvu, Cristián Monckeberg, quien estimó que manteniendo ese ritmo "y sin terremotos de gran magnitud de por medio" en el próximo censo (2022) el déficit debería estar entre las 100 mil y 150 mil viviendas, o sea, al nivel de los países desarrollados.

Con ello, el secretario de Estado afirmó que "el gran eje del Ministerio de Vivienda ya no será la construcción, sino mejorar lo que ya tenemos".

Igualmente, sobre la situación actual, el ministro dijo que "hay que ser serios: el país ha cambiado y hoy hay chilenos que siguen sin tener un hogar", como aquellos que viven en campamentos, allegados o en inmuebles que no tienen las condiciones mínimas de calidad.

Si se desagregan las cifras, se observan distintas realidades. Por ejemplo, queda en evidencia que en el país se necesitan 156 mil viviendas para reponer inmuebles irrecuperables, es decir, que están en tan malas condiciones que la única alternativa es reemplazarlos por otros nuevos. Este grupo representa el 39,8% del total del déficit habitacional.

Además, hay 143.196 casos en los que se requieren nuevas viviendas para hogares allegados (36,4%) y otros 93.830 para familias en situación de hacinamiento -que se produce cuando viven 2,5 o más personas por habitación-, que equivale al 23,8% del total.

Si se comparan estos resultados con los del censo de 2002, se observa que en nueve regiones disminuyó el déficit habitacional, pero en las otras aumentó hasta 25%, como es el caso de Magallanes (ver infografía).

Las regiones con mayor déficit son la Metropolitana (ahí se requieren 154 mil nuevas viviendas), Biobío (35 mil) y Valparaíso (34 mil).

Pero si el análisis se hace por comunas, entre aquellas con mayor necesidad de nuevos inmuebles aparecen municipios del norte. En orden decreciente, donde hay mayor carencia es en Santiago, Antofagasta, Valparaíso, Arica, Puente Alto e Iquique, todas ellas, zonas con una brecha de más de 7 mil viviendas. Por lo mismo, existe especial preocupación respecto del déficit en el norte del país (ver recuadro).

Recuadro
Estimación
La cartera prevé que en 2022 el déficit podría bajar más y llegar a las 100 mil viviendas.

Plan especial intentará revertir el déficit en las regiones del norte

Si bien hay diferencias en el comportamiento del déficit habitacional entre las distintas zonas de Chile, uno de los datos que llama la atención es que en las tres regiones más septentrionales (Arica y Parinacota, Tarapacá y Antofagasta), la carencia de nuevas viviendas aumentó en los últimos 15 años (ver infografía).

A juicio del ministro Cristián Monckeberg, esto se podría deber a que en los últimos años en esa área no han existido planes de construcción tan fuertes como en la zona centro sur (a raíz del megaterremoto de 2010) y también al alza de la población inmigrante.

Para paliar ese déficit, el Gobierno está trabajando un plan especial para la zona norte que incentive y acelere la construcción de viviendas. En ello, además del ministerio, participa Bienes Nacionales, que puede disponer de terrenos para erigir proyectos habitacionales.

Fuente: El Mercurio