Calefacción: cómo no pasar frío en edificio y condominio a bajo costo

De acuerdo al Ministerio de Energía, durante el invierno los chilenos y chilenas destinan en promedio cerca del 60% del gasto de sus cuentas solamente a calefacción.

Sin duda, en las últimas semanas las bajas temperaturas se han sentido en gran parte de nuestro país, situación que seguirá en esta lógica durante todo julio y parte de agosto, por razones obvias: es invierno en Chile. Por lo mismo, y junto al frío, muchas personas comienzan a preguntarse cómo mantener calefaccionadas sus casas sin gastar demasiado.
 

De acuerdo al Ministerio de Energía, durante el invierno los chilenos y chilenas destinan en promedio cerca del 60% del gasto de sus cuentas solamente a calefacción. Es por esto que Edifito.com presenta tips o consejos para conservar el calor en edificios y/o condominios.

Evitar que se escape el calor

Lo primero que se debe hacer es detectar precisamente dónde se puede escapar el aire caliente dentro de las viviendas. En la mayoría de los casos, el calor sale por los marcos de las puertas, los cristales de las ventanas, y las rendijas de ventilación.
 

“En estos casos, se pueden usar alfombras o esterillas para que aíslen un poco el hogar. Sin embargo, la mejor opción son, sin duda, los burletes aislantes. Es decir, aquellos productos que se ubican bajo las puertas para tapar las rendijasâ€, explica Guillermo Márquez, Gerente de Tecnología de Edifito.com.
 

Por otro lado, es buena idea que se revisen los cierres de las ventanas. De esta manera, si al estar juntas siguen teniendo corrientes de aire, probablemente se deberán reparar las fugas con silicona, masilla o burletes en sus bordes.

Usar cortinas

Otro buen consejo de Edifito.com es aprovechar los días de sol durante el invierno. En estos casos, la mejor idea es abrir las cortinas para que la luz pueda entrar al departamento, y así se calefaccione mientras sus habitantes se encuentran fuera. Por otro lado, si está nublado, es buena idea cerrarlas por completo, para que actúen como aislante del frío del exterior.

“No obstante, es importante que, antes de salir, recuerdes ventilar tu hogar por al menos 10 minutos. Esto permitirá renovar el aire, algo vital para cuando hay alguna persona resfriada en casa. Esto ayuda también a reducir la humedad y la contaminación dentro de la viviendaâ€, menciona Márquez.

No subir demasiado la temperatura

Por otro lado, una vez prendida la calefacción, se recomienda no subirla a un punto en que se pueda andar, por ejemplo, con polera o poca ropa. Por el contrario: la mejor idea es que los habitantes del departamento siempre anden abrigados, manteniendo la temperatura bajo los 25 grados. “Hay que recordar que, por cada grado adicional en tu calefactor, el gasto en esta área puede aumentar en un 7%â€, explica el Gerente de Tecnología de Edifito.com.

Una buena opción, menciona Márquez, es utilizar camisetas aislantes, calcetines de lana, zapatillas altas, o por ejemplo, una manta, si estás viendo televisión en el sillón. En tanto, si se tiene frío en los pies, hay que preocuparse de cubrir la cabeza. Esto permite redirigir el calor del cuerpo entre ambos extremos. “En tanto, una vez que salgas, procura usar gorro, guantes, y bufanda. Esto te ayudará a conservar mejor la temperatura y así, no te costará tanto volver a entrar en calor cuando regreses a casaâ€.

Cuidado con cómo se seca ropa

Sí, secar la ropa es un problema durante el invierno. Sin embargo, los expertos recomiendan no dejar las prendas recién lavadas sobre tu sistema de calefacción para que se sequen más rápido.
Esto pasa porque, generalmente, al prender cualquier aparato de calefacción, éste toma el aire frío y lo calienta, haciéndolo subir, lo que genera una corriente que se mueve por toda la casa. En caso de que exista ropa sobre estos equipos, se corta este flujo de aire, la casa se calienta más lento, y la estufa o calefactor debe mantenerse encendido por más tiempo. ¿Lo más recomendable? Poner un tendedero portátil cerca del radiador, pero no encima. “Todas estas medidas, en conjunto, pueden ayudar a reducir entre un 20% y un 40% el gasto de calefacción de tus cuentas mensualesâ€, finaliza Guillermo Márquez.

Fuente: Edifito.com