Baja de tasas sigue impulsando ventas de departamentos de alto estándar

Según proyecciones de las inmobiliarias presentes en esta zona, se prevé para este año un incremento por sobre el 60% en la velocidad de ventas, con una proyección que debiera mantenerse muy favorable en los próximos años.

Sector Av. La Dehesa y Raúl Labbé:

Un progresivo aumento en la venta de viviendas nuevas está registrando el sector oriente, en especial la zona de Av. La Dehesa y Raúl Labbé que ha visto un comportamiento que se explica principalmente por las características del sector y el especial momento que vive el mercado financiero de los créditos hipotecarios, ha permitido a muchos compradores e inversionistas considerar la adquisición de una propiedad de mayor estándar por un precio mucho más conveniente de lo que ocurría hasta hace 6 meses.  

Según un análisis de las inmobiliarias presentes en el sector de Av. La Dehesa y Raúl Labbé, el nuevo momento del mercado caracterizado por una sostenida baja de tasas hipotecarias ha generado un importante interés de las personas por adquirir viviendas de mejor estándar. El Gerente Comercial de E. Molina Morel, Carlos Bombal, señaló que “el aumento de la demanda, especialmente de inversionistas, se explica básicamente por la baja de tasas hipotecarias, sumado a un explosivo dinamismo inmobiliario que está mostrando esta zona de La Dehesa. 

Esto permite prever para este año un incremento por sobre el  60% en la velocidad de ventas, con una proyección muy favorable de aquí a los siguientes años”.
Las tasas hipotecarias están en mínimos históricos y según muchos analistas este escenario debiera comenzar a revertirse en el corto plazo con un alza sostenida aunque lenta.

El ejecutivo explicó que “el aumento de demanda  por esta zona también se explica por el valor de la superficie construida, que como promedio bordea las UF 83/m2, otorgándole a las propuestas inmobiliarias una variable de precio mucho más atractiva y favorable en cuanto a la ubicación con accesos expeditos que otras comunas aledañas y evaluadas por el grupo objetivo, quienes también valoran la plusvalía de estas propiedades”. Bombal afirmó que la tendencia de vivir en departamentos de alta categoría en edificios de baja altura, es un segmento muy difundido en estos momentos en Santiago, y ciertamente la zona de La Dehesa tiene una participación importante dentro de este nicho. No obstante, uno de los elementos diferenciadores de la oferta inmobiliaria presente en el sector de Raúl Labbé y Av. La Dehesa dice relación con sus precios, con propiedades muy exclusivas a un precio asequible y con grandes atributos. “Las personas pueden acceder a propiedades con un estándar superior en cuanto a seguridad, comodidad, terminaciones y equipamiento general,  además de un entorno cercano a la naturaleza, con excelentes accesos y una plataforma de servicios que considera desde colegios, bancos, clínicas hasta lugares de esparcimiento y exclusivos clubes privados”.

ELEMENTOS DIFERENCIADORES

Álvaro Iñiguez, Gerente Comercial de Inmobiliaria Security, destacó que “las actuales tasas comparadas con igual período del año pasado, permiten acceder a créditos con dividendos hasta un 10% menor, lo que significa un importante ahorro en el valor final de la propiedad.  Si vemos el  último informe del Banco Central, a comienzos de julio las tasas de interés de los préstamos hipotecarios cayeron a un promedio de 2,58%, dos décimas menos que lo anotado en junio, lo que evidencia el positivo momento para quienes están interesados en comprar e invertir, situación que ha seguido acentuándose a la fecha”.

El gerente precisó que los desarrollos de las inmobiliarias emplazadas en esta zona han pensado especialmente en los accesos, destacando amplias y eficientes vías a través de autopista Costanera Norte y Av. Las Condes, las que en los próximos años se verán aún más expeditas con la puesta en operaciones de la ampliación del trazado oriente de Costanera Norte entre Puente La Dehesa y calle Padre Arteaga y el término de las obras de Costanera Sur en su tramo más al oriente. Esto convertirá al sector de Raúl Labbé y Av. La Dehesa en una de las zonas con mejores accesos en el sector oriente elevando así aún más el  alto estándar urbanístico del sector. 

“Estos últimos son quizás los atributos más valorados por las parejas jóvenes que quieren vivir cerca de todo, conectados con la urbe, pero a la vez en un entorno tranquilo, próximo a sus actividades de esparcimiento y con servicios cercanos”, afirmó.

Paula Olivos, Subgerente Comercial de Inmobiliaria iAndes, advirtió que “los compradores están tomando conciencia que ahora la compra de una propiedad en sectores tradicionalmente exclusivos es una decisión perfectamente factible. Precisamente, la oferta inmobiliaria del sector de Av. La Dehesa y Raúl Labbé es tanto o más competitiva que sectores como Providencia, Las Condes, Vitacura o Chicureo, con el agregado de contar con una serie de ventajas comparativas muy valoradas por los compradores, como su accesibilidad, sus servicios y equipamientos”. La ejecutiva agregó que “teniendo en consideración a los inversionistas individuales, este ajuste de tasas y baja en los dividendos hace que los departamentos en esta zona de La Dehesa sean cada vez más atractivos, sobre todo si se tiene en cuenta que los arriendos no siempre se ajustan al valor del dividendo y se comparan más con los precios de las comunas aledañas en el mismo producto”. “Si bien esto es un efecto que se traduce a todo el mercado inmobiliario, creo importante hacer notar que para inversionistas individuales o no institucionales, este sector se ha transformado en una excelente oportunidad”, destacó.

Por su parte la Gerente Comercial de Inmobiliaria Paz,  Claudia Zapata, explicó que “los compradores de este segmento son personas que están bien informadas y, por lo mismo, están conscientes que éste es un muy buen momento para comprar un departamento y para optar a propiedades en proyectos que ofrecen una excelente relación precio-calidad. Esto es igualmente válido para clientes inversionistas, que están viendo con buenos ojos esta oportunidad de rentabilizar mejor su inversión. Una menor tasa hipotecaria redunda en un dividendo más bajo y en una posibilidad cierta de acceder a viviendas u oficinas de alto estándar en una zona muy atractiva, con excelente conectividad y acceso”, acotó.

Fuente: Zoominmobiliario