Townhouses: Lo mejor de dos mundos

Las nuevas necesidades y la escasez de terrenos ha llevado a que el mercado inmobiliario opte por nuevos tipos de modelos. En este caso, una arquitectura vanguardista y funcional, que combina lo mejor de una casa y un departamento.

 Soluciones de diseño que hacen la vida más fácil, preocupación por la seguridad y una arquitectura que privilegia la distribución y funcionalidad, son los focos en los que ha debido centrarse el mercado inmobiliario de los últimos años. Entre estos podemos encontrar opciones de departamentos con características de casas y viceversa, casas con elementos propios de un departamento. Una tendencia que va en alza.

Jessica Arata, subgerente comercial de Inmobiliaria Lo Campino, asegura que la falta de terrenos para la construcción de casas nuevas en sectores consolidados llevó a que las inmobiliarias comenzaran a optar por este tipo de modelo, inspirado en viviendas norteamericanas pero que también se han popularizado en ciudades europeas, y que presentan una arquitectura vanguardista. “Su demanda ha ido en crecimiento y proyectamos que lo seguirá haciendo, porque el público valora la funcionalidad de los espacios, el mejor uso de las áreas comunes, y el menor costo en mantención de las áreas verdes que la rodean, entre otros elementos”.

La ejecutiva sostiene que actualmente se buscan viviendas de arquitectura moderna, distribución interior eficiente e intensivo uso del suelo –ojalá dentro del anillo de Américo Vespucio– con áreas verdes y servicios. “Se ha generado gran interés en el sector norte de la capital, por tener excelentes proyecciones de crecimiento”. Esta propuesta, conocida como Townhouse, es una casa con características de departamento.

“Observamos que había un aumento en la preferencia de estas casas modernas, de estilo más bien mediterráneo. De hecho, gran parte de la oferta inmobiliaria se ha ido ajustando a ese requerimiento, que está en línea con las especificaciones técnicas y características minimalistas”, agrega Arata. Un tipo de vivienda que alcanza protagonismo en el sector de primera vivienda porque recoge todas las comodidades de una casa, con la tranquilidad que hasta ahora sólo entregaba un departamento. “Son casas pareadas con jardín privado y estacionamiento, que suelen ser de dos o tres pisos y cuentan con un diseño moderno e innovador. Se construyen en terrenos no muy amplios, por lo que se aprovecha cada metro cuadrado”.

El diseño interior se centra en la comodidad y flexibilidad para conectar los pisos de tal forma que cada uno entrega sensación de independencia. El proyecto de Lo Campino desarrollado en la comuna de Quilicura fue nominado al Premio ISU 2016 en categoría vivienda por su aporte urbano. Desde la inmobiliaria destacan que es pionero en este segmento de precios, y parte de la nueva etapa de la empresa orientada a satisfacer la gran demanda de proyectos cada vez más complejos y sofisticados, con mayor integración al barrio y, a la vez, mejor distribución interior.

Punta Nogales, de Inmobiliaria Socovesa, en la comuna de Huechuraba, es otra muestra de esta tendencia. Se trata de un condominio de casas diseñado con amplio jardín, pero con la distribución y funcionalidad de un departamento, que “permite combinar lo mejor de los dos mundos, sin renunciar a nada”, explican desde la compañía. Las casas destacan por un look y estilo moderno en términos de volumen, mientras que en el interior integran living, comedor y cocina logrando gran amplitud. Todos los recintos tienen amplios ventanales de piso a cielo que aportan luminosidad, además de terminaciones inspiradas en colores y materiales nórdicos, y espacios integrados que lo hacen único. El proyecto incluye además dos conceptos diseño funcional: Design Cooking y Design Keeping. El primero, incorporado en la distribución de la cocina, entrega comodidad y hace que cada detalle sea práctico, pues convierte el acto de cocinar en una experiencia cómoda y fácil para el día a día. Por su parte, en el Design Keeping, el walk in clóset está pensado para un máximo guardado, pues incluye gran cantidad de repisas abiertas para zapatos, carteras y maletas, barras simples y dobles para vestidos, chaquetas y abrigos, y dos torres de cajones.

Ante la escasez de terrenos en barrios consolidados, nuevos proyectos de townhouses aparecen en sectores residenciales como Ñuñoa y La Reina, como el que tiene Inmobiliaria Now en calle Paula Jaraquemada. En la empresa indican que las comunas del sector oriente de Santiago entregan muy buen acceso a gran cantidad de servicios, lo cual en la periferia de la ciudad no está al alcance; quienes optan por sus townhouses valoran proyectos acotados en su escala y con una relación armónica con el barrio. Muchos de sus clientes crecieron en esos barrios y no los quieren ver deteriorados, sino transformados pero de manera racional.

Departamentos con patio

Otra opción con gran demanda son los departamentos en primer piso con patio de uso y goce exclusivo del propietario, y que están en armonía con los espacios del conjunto. Estas unidades son requeridas especialmente por clientes con hijos pequeños, porque sus niños pueden jugar al aire libre. El adulto mayor también muestra gran interés en ellos, ya que permiten una mejor transición a quienes dejan de vivir en una casa. Los buscan además por su condición física, y porque habitualmente pasan más tiempo dentro del hogar.

Alto Las Perdices, desarrollo urbano de 292 viviendas, es otro proyecto de Inmobiliaria Lo Campino. Se ubicada en los faldeos cordilleranos de Puente Alto, con departamentos de 64 a 85 mts2 construidos y patios desde 53 a 84 m2. Roberto Leay, arquitecto del proyecto, destaca la claridad y luminosidad de los recintos y las características de los patios. “En los patios del primer piso se diseñaron unos cercos verdes que, aparte de darle naturalidad, generan una barrera verde para que pueda ser utilizado con total privacidad. Se evitaron los muros para que espacialmente fueran más naturales y agradables a la vista”.

Fuente: Publimetro