PropTech: la tecnología en función de mejorar el desarrollo de proyectos inmobiliario

¿Qué son las PropTech? ¿En qué están y hacia dónde van? Tomás Cartagena, gerente general de Trend Group America (TGA), empresa especialista en el conocimiento del consumidor inmobiliario, lo explica.

La tecnología mejora y facilita nuestra vida en muchos sentidos. Para nadie eso es un misterio. Esta ha cambiado la forma en que interactuamos socialmente, el modo en que nos transportamos, entre otros aspectos. Sin duda se trata de una tendencia imparable y que está lejos de detenerse. Y para sorpresa de muchos, la industria inmobiliaria tampoco quedó ajena a este fenómeno.

Durante los primeros años de la década actual, nace el concepto PropTech, categoría que agrupa a aquellas empresas que proveen productos, servicios y soluciones innovadoras para la industria inmobiliaria, aportando valor adicional para las empresas del rubro, a través del uso de tecnología.

El desarrollo creciente de este tipo de empresas, tanto en Chile como en el resto del mundo, está motivado por las expectativas y nuevos hábitos de consumo de las personas. De seguro, hace 20 años hubiera sido impensado cotizar o reservar una vivienda por Internet, visitar un piloto sin tener que ir a la sala de venta o transformar una vivienda en un centro de mando inteligente en el que, por ejemplo, se pueden ajustar las luces a la hora del día y a las necesidades de sus habitantes.

El mercado inmobiliario chileno, dado el gran desarrollo que ha alcanzado en los últimos años en comparación con otros países de Latinoamérica, ha sido terreno fértil pata el surgimiento de empresas PropTech. Es, precisamente, el deseo de optimizar y mejorar la gestión actual, junto con entregar una mejor experiencia a los clientes, lo que gatilla que las empresas PropTech estén teniendo tanto éxito a nivel mundial, pues éstas generan valor compartido. Es decir, para las inmobiliarias y también para los actuales y potenciales compradores de viviendas.

En este contexto, en TGA vimos la necesidad urgente de conocer al consumidor inmobiliario, con el propósito de generar soluciones tecnológicas para que las empresas del rubro mejoren el rendimiento económico de sus negocios, junto con aumentar la satisfacción de sus clientes. Así, esperamos que en algunos años los motores de búsqueda se conecten con los datos de las personas y sepan si quieren una propiedad que tenga sol de mañana, cerca de una estación de metro, próxima a una escuela de danza para su hija o hijo.

Dado que las necesidades y los hábitos de consumo van cambiando, las posibilidades para el desarrollo de nuevas soluciones siguen siendo inmensas, hasta el punto de generar una revolución en el sector inmobiliario que beneficiará a las empresas que sean capaces de adaptarse e integrar adecuadamente la tecnología a su negocio, y a los clientes al disfrutar de un mejor servicio, más personalizado y ágil.

Si miramos hacia el futuro, vemos una posibilidad concreta y muy potente de poner la tecnología en función de mejorar el desarrollo de proyectos inmobiliarios, integrando adecuadamente las herramientas de análisis, evaluación de las sensibilidades del mercado, preferencias y nuevos hábitos de consumo.
 

Fuente: TGA