Mercado inmobiliario cae en primer semestre y proyecta leve repunte para el 2018

El primer semestre de este año registró una caída de un 48% en las ventas de viviendas nuevas en comparación con el 2015.

Mercado inmobiliario cae en primer semestre  y proyecta leve repunte para el 2018

 El efecto del IVA aplicado a la venta de propiedades, el descenso del PIB, la inestabilidad económica y la incertidumbre sobre el próximo Gobierno, son algunas de las causas que explican la contracción del mercado inmobiliario durante el primer semestre. Aunque la tendencia podría persistir, las proyecciones auguran una leve alza en la inversión del sector para el próximo año. 

 
El primer semestre de este año registró una caída de un 48% en las ventas de viviendas nuevas en comparación con el 2015, año en que se anunció la reforma tributaria que aplicaría el pago del IVA por la compra de propiedades a partir del 2017. En ese entonces, dicha normativa aumentó la velocidad de venta en un 33% por sobre periodos anteriores, lo que se vio reflejado en 15.500 unidades vendidas, según un informe emitido por el área de Estudios de Montalva Quindos Servicios Inmobiliarios.
 
Sin embargo, este fenómeno decayó desde que se comenzó a aplicar este impuesto y también a causa de la escasez de terrenos óptimos para desarrollos inmobiliarios. Esto, sumado al alza en las tasas de interés y a las condiciones actuales de la banca -que solo ofrece un 80% de crédito para la vivienda-, han sido las mayores dificultades de la clase media para adquirir un inmueble, cambiando la demanda de compras por arriendos.
 
Por otra parte, la contracción en el mercado de la minería, así como la incertidumbre política, repercutieron en las proyecciones de crecimiento del PIB durante este año, marcando una baja de entre 1 a 1.75%, lo que equivale a un 33% menos de lo que se estimaba para el 2017.
 
“Este escenario generó una inestabilidad económica que afectó al mercado inmobiliario para personas naturales, inversionistas y empresas, ya que todos los precios tendieron al alza debido al aumento en los valores de suelo y a la escasez de zonas con potencial para el desarrollo de proyectos -debido a las restricciones normativas-, además del aumento de los costos de tramitación por permisos de mitigación. Lo mismo acrecentó la vacancia de las propiedades industriales o comerciales, cerrando contratos de arriendo, a la espera de mejores condiciones económicas”, asegura Luis Ignacio Montalva, gerente general de MQ.
 
Proyecciones 2017 – 2018 
 
Para el cuarto semestre de 2017 se espera una leve activación de la economía, ya que las tasas bancarias aplicadas por el Banco Central están bajando, al igual que el dólar, mientras que el cobre aumentó su valor, alcanzando los USD 3 la libra. 
 
La iniciativa de la entidad bancaria pretende estimular el consumo de créditos, porque “es un buen momento para acceder a ellos, si se cuenta con un pie de 20%. También es favorable para renegociar una deuda, siempre y cuando se esté dentro del primer 50% del abono, debido a que en esta etapa, el pago es mayoritariamente de intereses. En caso contrario, es necesario evaluar y calcular si realmente es un beneficio”, afirma Matías Montalva, gerente de Intermediación de MQ.
 
En tanto, para el 2018, el escenario es de mayor incertidumbre, a causa de las elecciones presidenciales que abren la interrogante sobre cuál será el sector político que gobernará al país. 
 
Sin embargo, las proyecciones auguran una leve mejoría en las condiciones de inversión. “Si el cobre mantiene o eleva los valores actuales por libra, generará un mayor dinamismo en el mercado y, con ello, una reactivación de proyectos mineros que estaban en carpeta, lo que necesariamente consumirá m² de oficinas y acelerará un mercado que hoy se encuentra retraído”, explica Carla Tapia, gerente de Estudios de MQ.

Fuente: Montalva Quindos

Acceso Usuarios Registrados
Correo Electrónico
Contraseña

Olvidé mi contraseña

¿No estás registrado? Haz click aquí

Registro
Recuperar Contraseña
Actualizar mis datos