Las tres fórmulas para que no se disparen los gastos comunes por la calefacción central

Las comunidades se ponen de acuerdo para que todos los departamentos la prendan. Otras, suben el porcentaje de gasto que se prorratea.

Administrador de edificios explica cómo se calcula cuánto paga cada uno

Invierno es la época del año donde más se usa la calefacción central y donde más canas les aparecen a los administradores de edificios.

'El tema de la calefacción es un parto. Es incómodo y desagradable muchas veces porque los gastos comunes se disparan y mucha gente alega. Casi no estoy tomando edificios que tengan calefacción central', confiesa el integrante de ese gremio Juan Carlos Ortúzar.

Estos edificios cuentan en cada piso con tuberías que hacen correr agua caliente y distribuyen calor a los departamentos, pero cada propietario puede decidir usarla, pues se paga según el gas que se consuma. La temperatura se puede regular al punto de andar con ropa de verano en la casa. Para que el sistema funcione, el edificio tiene que echar a andar la caldera.

'Generalmente, según los reglamentos de copropiedad, el 30% del costo de la calefacción central se prorratea entre los vecinos. Y el 70% restante se divide entre el agua caliente (30%) y la calefacción que se utiliza individualmente por departamento (40%)', explica Ortúzar.

Subdividir el gasto. Este último porcentaje es esencial, añade Ortúzar: 'Ese 40% indica que si la cuenta de gas en un edificio es de $1.000.000, $400.000 se van al consumo de combustible de la calefacción. Y si solo un departamento usó la calefacción, le van a cobrar $400.000 solo a él. Obviamente, si hay más departamentos que usan ese sistema, esa cifra se va subdividiendo de acuerdo al consumo de cada departamento'.

Conviene ponerse de acuerdo con los vecinos para que todos usen la calefacción central. Además, si todos los departamentos se calefaccionan con el mismo sistema, se requiere menos energía para subir la temperatura de todo el edificio.

Este acuerdo se toma en la asamblea de copropietarios.

Subir el prorrateo. El psicólogo Federico Zúñiga vive en un edificio en Vitacura y en estos días están definiendo en su comunidad el porcentaje de pago que deberá cancelar cada departamento por el uso de la calefacción central que se utiliza, preferentemente, en invierno.

'Actualmente ese gasto se divide en 50% y 50%. O sea, la mitad la paga cada departamento dependiendo de cuánto consume en calefacción y la otra mitad se paga por el consumo en espacios comunes como pasillos o hall central', explica Zúñiga.

El profesional explica que el alto porcentaje que paga cada uno de los 59 departamentos que componen su edificio se debe a que es una forma de incentivar el uso de la calefacción central: 'Si un departamento decide no ocupar la calefacción, igual debe pagar el 50% que es el prorrateado. Al ser una cifra alta, es un incentivo para que se ocupe porque si no, estaría subvencionando el gasto de otros vecino. Así gana toda la comunidad'.

Calderas individuales. También está la opción de que cada departamento tenga calderas individuales y así los residentes se olvidan del prorrateo del cobro de la calefacción central: 'Hoy en día casi todos los departamentos nuevos vienen con las calderas individuales instaladas, pero si un edificio no cuenta con ellas, se pueden instalar siempre y cuando se ajuste a la normativa vigente (por ejemplo, que cumpla con las ventilaciones adecuadas) y un certificador haga el proyecto de la instalación de calderas', acota Ortúzar.

Fuente: Las Últimas Noticias