Con participación ciudadana se inaugura la icónica hermana de la Torre Santa María

Con una inversión de 89 millones de dólares, 100% de ocupación, 30 pisos y casi 60.000 m2 construidos, la Nueva Santa María completa el proyecto original de 1975 y se transforma además en un referente de cómo hacer desarrollo inmobiliario de manera más sostenible, al considerar en su diseño, la participación de la comunidad de Pedro de Valdivia Norte.

Con participación ciudadana se inaugura la icónica hermana de la Torre Santa María

 Tras 32 años de que el proyecto original quedara detenido:

Treinta y tres pisos de acero y hormigón armado. Erguida en los faldeos del cerro San Cristóbal, dueña de una vista única y privilegiada de Santiago, la Torre Santa María fue por catorce años, el rascacielos más alto de Chile. Un título que le valió la admiración de los capitalinos y también de los expertos, que hasta hoy, la consideran un ícono de la arquitectura de los ´80. En ese entonces su propuesta de plantas libres y su estructura a la vista modulada y acristalada, no eran parte de la oferta constructiva urbana. Con esa postal, Santiago se presentaba como una ciudad moderna y vanguardista pero ese orgullo se transformó en tragedia con el feroz incendio que afectó a la Torre en 1981. 
 
Treinta años después, la Torre Santa María sigue con cierta complicidad esta “modernización” de Santiago, hasta que en un terreno que por décadas permaneció subutilizado y deprimido, nace Nueva Santa María, proyecto desarrollado por Empresas Socovesa que rescata la esencia del conjunto original e inconcluso de 1975 el cual contemplaba la construcción de dos torres gemelas. 
 
Con una inversión de 89 millones de dólares, Nueva Santa María viene a revitalizar ese territorio que por décadas estuvo abandonado, no solo con un nuevo desarrollo inmobiliario, sino que con espacios privados de uso público que hoy lo dotan de comercio, vida, arquitectura y paisajismo, integrando la torre original al nuevo proyecto. 
 
El zócalo comercial tiene una superficie de 1.909,51 m2 útiles y 18 locales comerciales emplazados en un moderno boulevard, con baños públicos y amplios espacios de circulación que conectan todo el entorno de Nueva Santa María y edificios aledaños bajo el nuevo estándar de accesibilidad universal. 
 
Inserción armónica de Nueva Santa María 
 
Residentes que por décadas han habitado el tradicional barrio Pedro de Valdivia Norte y golpeadas por la construcción de nuevas autopistas y túneles no vieron necesariamente en Nueva Santa María un aporte, sino una amenaza a una vida ya vulnerada por el desarrollo. Una vez operativa, la Nueva Santa María generaría mayor flujo vehicular, inyectando 500 autos/hora punta. Conscientes de esto y de una norma insuficiente, los desarrolladores de Nueva Santa María impulsaron -respaldados por la Municipalidad de Providencia- un proceso de participación ciudadana con los vecinos de Pedro de Valdivia Norte para idear conjuntamente mitigaciones adicionales al EISTU que minimizaran el impacto vial de NSM y lograran su ansiada "integración armónica".
 
Ocho meses duraron las mesas de diálogo, hasta llegar a consenso. El resultado, la firma de un Acuerdo de Justa Convivencia validado técnica y socialmente, que establece una salida alternativa de los autos a la Costanera Norte, evitando su paso por el barrio. Un acontecimiento inédito para la industria que fija un nuevo estándar de desarrollo inmobiliario, haciendo parte -por primera vez- a una comunidad en el diseño y desarrollo de un proyecto. 
 
Diseño e innovación 
 
Respetando el mayorazgo de su hermana, este nuevo edificio recoge su arquitectura pero con 30 años de evolución en métodos constructivos e impronta ciudadana. Con una superficie de 59.807,08 m2, la Nueva Santa María se erige hoy como una construcción mixta de acero en columnas perimetrales, hormigón armado en núcleo y losas postensadas.
 
Una torre blanca, concebida bajo los conceptos de respeto por la historia que genera y que generó la Torre Santa María en su momento. 
Diseñado con un sistema de climatización de última generación de termopaneles con un bajo coeficiente de sombra y una línea de iluminación eficiente, Nueva Santa María es un proyecto de generación de punta en el menor gasto energético. Se trata de un edificio de oficinas Clase A, con Certificación Leed Silver. A este respecto el proyecto cuenta además con estacionamientos 100% cubiertos y para automóviles con bajas emisiones. Paralelamente se realizó una maximización del espacio libre creando un 20% de áreas verdes en su entorno y utiliza artefactos sanitarios que reducen el consumo de agua en un 50% y posee un sistema de recolección de desechos reciclables. 
 

Fuente: Torre Nueva Santa María

Acceso Usuarios Registrados
Correo Electrónico
Contraseña

Olvidé mi contraseña

¿No estás registrado? Haz click aquí

Registro
Recuperar Contraseña
Actualizar mis datos