¿Cómo imaginas la oficina del 2021?

Hacia el 2021 las cosas serán muy distintas a como son hoy. Probablemente para esos años contemos con una aplicación móvil que nos asigne un escritorio al llegar al trabajo. Felipe Acevedo, director asociado de JLL, una firma de servicios profesionales líder que se especializa en bienes raíces y gestión de inversiones, analiza los cambios que vivirán las compañías y sus trabajadores.

Llegas, te instalas, usando una aplicación diferente para configurar la iluminación y la temperatura a tu gusto, y reproduces tu música de fondo favorita. Un compañero viene con una pregunta, por lo que conecta de forma inalámbrica su computadora portátil a una pizarra cercana para compartir una presentación.
¿Extraordinario? No para algunas corporaciones. Las oficinas evolucionan más rápido que en cualquier otro momento de la historia y se vuelven más receptivas a la elección individual.

Entonces, ¿qué tan cerca está tu imagen de la oficina del futuro a la realidad?

1. ¿Hecho o ciencia ficción?
La economía colaborativa y la mano de obra a demanda formarán parte de la vida cotidiana.

El trabajo móvil y el acceso en tiempo real a datos e información en dispositivos móviles están creando una nueva y más flexible forma de trabajar. Su empresa puede acceder a las oficinas bajo demanda, pago por uso, espacio de toma de contacto, salas de reuniones y centros de negocios para uso de equipos de proyectos específicos, o configuraciones creativas de espacio de oficinas corporativas para acomodar los requisitos fluctuantes. Todo se entregaría solo cuando lo necesitara, pagaría a medida que avanzara y compartiría con otros compañeros de trabajo o incluso con otras compañías.
Las suposiciones desafiantes vienen con el territorio cuando las estrategias del lugar de trabajo implican muchas opciones diferentes. El enfoque en las oficinas corporativas se está moviendo de metros cuadrados por persona a generar más ingresos por persona mejorando la experiencia del empleado, proporcionando opciones de espacio de trabajo y utilizando el espacio de manera más eficiente dondequiera que los empleados estén trabajando.


2. ¿Hecho o ciencia ficción?
Todas las instalaciones corporativas tendrán un conserje similar a un hotel.

Es posible que no se vea un conserje humano en cada edificio u oficina corporativa, pero es posible que encuentre una aplicación móvil que ofrezca funciones similares. La creciente adopción de la tecnología de construcción inteligente presenta muchas más oportunidades para que los gerentes de las instalaciones brinden servicios en el lugar de trabajo que mejoren la experiencia de los empleados en las instalaciones e, idealmente, aumenten la productividad.
Proporcionar lugares de trabajo modernos y flexibles se ha convertido en un imperativo competitivo para los propietarios de edificios. Los administradores de instalaciones del futuro necesitarán tomar nota atenta a la industria de la hospitalidad y pensar como conserjes, respondiendo a las necesidades de los trabajadores. La tecnología de construcción inteligente admite el uso de aplicaciones móviles y espacios de trabajo cableados en los que un empleado puede, por ejemplo, reservar un escritorio o cubículo para el día y personalizar la iluminación, la temperatura e incluso la música de fondo.

3. ¿Hecho o ciencia ficción?
En cinco años a partir de ahora, podremos predecir el futuro

El análisis predictivo en la gestión de edificios se está convirtiendo en la norma y, en cinco años, es probable que sea un lugar común. La tecnología de construcción inteligente genera datos no solo relacionados con las operaciones de construcción, sino también sobre cómo se usa el espacio. En un entorno de oficina, por ejemplo, un análisis de datos de sensores inalámbricos puede mostrar cuándo se ocupa una sala de conferencias y si la reunión finalizó temprano o se canceló, permitiendo que el edificio haga el uso más eficiente de iluminación y calefacción, ventilación y aire acondicionado.
Los sistemas de construcción inteligente de próxima generación permitirán una conectividad mucho mayor, lo que facilitará nuevas formas de trabajar, jugar y vivir. Estos avances ya están surgiendo en propiedades desde almacenes industriales y tiendas hasta lugares de trabajo corporativos y habitaciones de hospitales.


 

Fuente: JLL